es 9:00 - 18:00 (UTC -3)
es 9:00 - 18:00 (UTC -3)

Crear, pero también reaprovechar contenido

Seguramente, hayas oído por todos lados que lo más importante es la creación de contenido ¿verdad? Y es importante sí, pero, con el paso del tiempo y con la evolución de los negocios, eso fue tomando otras dimensiones. No alcanza solo con crear contenido, hoy también es necesario reaprovecharlo. ¿Pero cómo?

¿Cuál es el límite de la creación de contenido?

Antes de empezar a entender cómo se realiza el reaprovechamiento de contenido, es necesario pensar en cuál es el factor que lo motiva. De alguna manera, existe un cierto límite para crear contenido. Tú mismo vas a notar que llega un momento que hay que parar. Al principio, puede parecer fácil dedicarse a generar contenido. Rápidamente, vas a comenzar a sentir que los temas son limitados, que no es “hablar de cualquier cosa”. Recién en ese momento, vas a terminar de entender la complejidad de esta tarea.

El público es limitado, los intereses son limitados y las temáticas son limitadas. Consecuentemente, la producción de contenido también será limitada. Tarde o temprano, vas a sentir que ya no tienes nada más para escribir, ni para hablar, ni consejos para dar, ¡ni nada! Entonces, al llegar a ese punto, o incluso antes de alcanzarlo, tienes que comenzar esta otra tarea: el reaprovechamiento de contenido.

¿Qué es reaprovechar contenido?

Puede ser que te estés preguntando qué es, en realidad, reaprovechar contenido y cómo hacerlo. Puede parecer obvio, pero, el primer paso es que produzcas bastante contenido. Después, vas a utilizar ese contenido para producir nuevos, lo que significa que, por ejemplo, un artículo servirá de base para hacer un video más adelante.

Entonces, el proceso sería más o menos el mismo de cuando reutilizamos un envase. Por ejemplo, cuando se termina un producto, utilizamos su envase para colocar dentro otro producto. O incluso elaboramos un nuevo recipiente con él. De la misma manera, cuando un contenido está publicado hace un cierto tiempo o ya no es tan relevante, aprovechamos ese recurso y producimos un nuevo formato con él.

¿Por qué reutilizar contenido?

Cada día se vuelve más imprescindible la reutilización de contenido. Como hablamos más arriba, uno de sus principales motivos es que los temas a tratar son bastante restringidos, porque te diriges a un público determinado con necesidades e intereses también determinados. En casos como el nuestro, teniendo como objetivo las personas que apuestan en casinos online, no va a servir de nada que publiques sobre plantas de interior.

Y hay otro factor determinante. La competencia aumenta todos los días y ya todos entienden la importancia de generar mucho contenido para posicionar en Google. Eso lleva a que la cantidad de sites hablando de lo mismo sea enorme. Y por eso, es muy difícil luchar por una buena posición.

¿Cómo reutilizar contenido?

Hay muchas formas de volver a utilizar contenido ya publicado, sin correr riesgos de que Google lo interprete como una duplicación. Tienes que partir de un contenido base para generar otro nuevo, haciendo alteraciones y cambiando de formato. Así, puedes empezar con un texto, elaborar una infografía, después hacer un video, diseñar imágenes para redes sociales con alguna frase retirada del texto inicial y, por último, puedes incluso escribir un nuevo texto. Por supuesto que dándole un nuevo enfoque y publicando el post como una nueva entrada.

Todos esos pasos son solo un ejemplo de lo que puedes hacer para sacar el mayor provecho de aquella primera publicación. De esta manera, habrás optimizado al máximo el texto original.

¡Reutiliza tus contenidos! Buen trabajo.

SI AÚN NO TRABAJAS CON NOSOTROS, REGÍSTRATE AHORA.