pt-brenes 9:00 - 18:00 (UTC -3)
pt-brenes 9:00 - 18:00 (UTC -3)

Cómo hacer un e-mail marketing

Aprende cómo hacer un e-mail marketing, con estos simples pasos. Conquista nuevos clientes, fideliza la relación comercial que tienes con los actuales y acentúa la presencia y reconocimiento de tu marca, en el mercado.

¿Por qué usar e-mail marketing?

Los e-mail marketing tienen suficientes ventajas para aprovecharlos. Son personalizados, tienen un alcance muy grande, el costo de su implementación es bajo y, si se usan correctamente, traen un buen retorno. Obviamente, para poder usar esta manera de hacer marketing, se necesita tener los datos de una base de personas a las que queramos dirigir los esfuerzos. Como aprendimos en otros posts, para generar ese contacto, previamente se debe haber generado alguna landing page, por medio de la cual una visita haya pasado a ser un lead.

Aún si ya tienes una cantidad de clientes que tu empresa considera buena, el e-mail marketing sigue siendo muy importante. Ya no para invitar al cliente a tener su primera experiencia con la marca, sino para generar ese vínculo imprescindible que aumente todo lo que sea posible la fidelidad. Porque, como es bien sabido, es mejor mantener un cliente que intentar conseguir nuevos.

Paso a paso para hacer un e-mail marketing

Paso 1- Define tu objetivo: antes de pensar todos los detalles de la campaña, debes definir el objetivo que la marca tiene con el envío de los e-mails, el cual deberá estar presente durante todas las etapas, para verificar si la estrategia de Marketing está dando resultados.

Al pensar en el objetivo, un consejo interesante es no olvidar que no se pueden mandar e-mails permanentemente, sin ninguna información relevante para las personas. O sin una meta para la marca. Dicho más fácil, no es mandar e-mails solo para repletar la casilla de entrada de los usuarios. Porque eso irrita a las personas, hace que la marca pierda seriedad y credibilidad y, encima, deja la triste percepción de que son e-mails meramente automáticos, sin un sentido específico.

Paso 2- Segmenta tu público: una buena acción siempre es segmentar la lista de contactos para el envío de los e-mails. Por más que la cantidad de personas no sea muy grande, la división en diferentes perfiles ayuda a crear campañas personalizadas para cada uno de esos públicos, ya que tienen características y necesidades distintas.

Dependiendo de tu negocio, podrás segmentar de acuerdo a varios criterios, como sexo, edad, ubicación e incluso resultados de campañas comerciales anteriores que, de alguna manera, van definiendo los tipos de clientes.

Paso 3- Crea contenido valioso: ofrece contenido relevante. ¿Pero cómo saber qué contenido es relevante para las personas? Bueno, también para eso sirve la segmentación, del paso anterior. Conociendo los gustos e intereses, y poniéndose en el lugar de las personas, podrás pensar qué puede ser útil y qué no. Además de la importancia del contenido, este debe ser creativo y amigable, para que cautive.

Paso 4- Escribe asuntos irresistibles: podemos asegurar que, muchas veces, el asunto es la principal causa de éxito o “fracaso” de los e-mails. Es la primera frase que la persona lee, al entrar a su casilla de mensajes. Eso significa que será el primer indicio para que decida entre abrir el e-mail o no hacerlo. Y esa es nuestra principal preocupación. Con el asunto, tenemos que lograr que la persona, literalmente, desee leer nuestro mensaje.

Además de eso, las personas reciben muchos mensajes diariamente, entonces, viendo los asuntos será que harán la elección de cuáles leer en el momento, cuáles quedarán para después y cuáles, infelizmente, no leerán. Un consejo: no exageres en la extensión; debe tener entre 25 y 45 caracteres.

Paso 5- Dale importancia al diseño: el diseño es una parte importante en el e-mail marketing y se deben tener algunos cuidados con él; tiene que ser sofisticado, pero tampoco se puede exagerar en el efecto visual que provoque. Lo ideal es que sea llamativo, causando disposición de compra e identificación con la marca, de un modo delicado. Siempre recordando que el contenido escrito debe ser bastante más extenso que la cantidad de imágenes.

Una buena sugerencia, en el momento de hacer el diseño del e-mail, es pensar que tiene que cautivar tanto al lector al punto de que nos identifique y nos diferencie del resto de los e-mails que recibe.

Paso 6- Utiliza un CTA que se destaque: el llamado a la acción es, junto con el asunto, una de las características más importantes. Puede ser un link colocado en el texto o un botón que redireccione a la página de tu interés. Eso explica que deba estar muy bien ubicado, para que sea visible y no dé lugar a ninguna confusión.

Los CTA tienen que ser claros, concisos y el mensaje de acción no puede generar dudas, por lo que es recomendable que no sean extensos, que tengan verbos en Imperativo y que sean coloridos.

Paso 7- Monitorea los resultados: después de elaborar los e-mails, de haber seguido todas los consejos sugeridos anteriormente y de haber enviado los e-mails, llega el momento de monitorear los resultados. Es importante que el resultado de los e-mails sea el esperado, por eso, el monitoreo es imprescindible. Porque siendo constante, se pueden observar desvíos de la meta o técnicas que no sean adecuadas.

El monitoreo es el principal, y tal vez el más exhaustivo, trabajo de una campaña de marketing. Porque es el momento de medir la tasa de apertura de los e-mails, la tasa de clics y la de conversión. Si hay algún problema con la campaña, este será el momento en el que se va a ver, pudiendo saber exactamente dónde se encuentra.

¿Te das cuenta cómo es útil e importante considerar los e-mail marketing? Ahora que sabes cómo hacer un e-mail marketing, no pierdas tiempo y aprovecha esta herramienta que ayuda mucho para obtener buenos resultados.

¿Todavía no eres nuestro afiliado? Comunícate con nosotros y forma parte del equipo de PartnersOnly.